Partido inolvidable. Chile se quedó con el oro en los Juegos con una definición de infarto ante Brasil.

Quedaba la última parte del partido, donde el equipo encestaba dos puntos era el ganador. Fue entonces cuando Pablo Campos toma el balón y desde fuera del área y con mucha precisión hace que el balón ingrese al aro. Punto y partido para el equipo chileno.

Compartir