Catalina Soto, ciclista de pista, se convirtió en una de las grandes promesas del deporte nacional. En el velódromo de Peñalolén, obtuvo su segunda medalla de oro tras coronarse en los 2.000 metros persecución individual y le entrega la octava presea dorada a Chile.

Soto marcó un tiempo de 2 minutos, 32 segundos y 127 milésimas, se impuso en la final y venció los 2 minutos, 34 segundos y 507 milésimas de la brasileña Amanda Kunkel. El podio lo cerró la colombiana María Atahualpa.

Es la segunda presea de la chilena en estos Juegos, tras su 137 puntos en la prueba de ómnium, superando nuevamente a Atahualpa y a la también colombiana Elizabeth Castro, con 129 y 166 puntos, respectivamente.

En el caso de las pruebas de varones también hubo sorpresa. Héctor Quintana ganó la medalla de plata en los 2000 metros persecución, prueba que fue ganada por Miguel Ángel Hoyos. El bronce fue para el colombiano Andrés Pardo.

Compartir